Cómo escoger lubricantes para pieles sensibles


Mi sensible vulva ha entrado en contacto con muchas cosas, y la verdad es que ya no tengo el chichi para farolillos. Tengo recomendaciones de lubricantes para todo tipo de situaciones y objetos.

Aunque este artículo se centra solo en los lubricantes para pieles sensibles, pienso que estas recomendaciones también son las mejores para los totos más resistentes del mundo.

Nuestros lubricantes preferidos

El mejor lubricante para todo tipo de juguetes y preservativos: Good Clean Love Almost Naked. Está basado en agua, tiene una agradable textura tipo gel y es compatible con todo tipo de juguetes y preservativos. Desprende un ligero olor a vainilla que no nos echa para atrás.

El mejor lubricante aceitoso para todo tipo de juguetes: Yes OB. Está basado en aceite, es de textura aterciopelada, protege y condiciona la piel y es compatible con todos los juguetes, aunque no es adecuado para preservativos. Lo recomendamos especialmente en el paquete YES DG, (double glide) que también incluye el lubricante YES WB (water based), basado en agua, para aplicar una capita de cada uno y mejorar la sensación.

El mejor lubricante para el sexo anal: Sliquid Silver. Es de silicona, tiene una textura bastante líquida y muy deslizante, dura lo que no está escrito y es compatible con todos los preservativos, aunque no es compatible con juguetes de silicona y las manos.

Actualizaciones de este artículo

Publicamos la primera versión de este artículo el 8 de febrero de 2021.

Mi experiencia resbaladiza

Lubricante de cuyo nombre voy a acordarme. ¡Irritante!

A raíz de una ligera irritación repentina provocada por un lubricante cualquiera, el Skyn Aquafeel, que usé durante unos meses sin problema, me puse a indagar y me enteré de que el mercado está lleno de lubricantes con ingredientes cuestionables, que afectan factores muy importantes como la osmolalidad y el pH y favorecen irritaciones e infecciones. Te lo explico en detalle en la sección sobre ingredientes.

Si tienes dudas sobre sensibilidades y reacciones alérgicas, antes de aventurarte, puedes probar los productos primero en la axila, aunque las irritaciones y reacciones pueden llegar después de un tiempo de uso continuado sin problemas.

Estos últimos meses, he ido catando varios lubricantes para pieles sensibles muy recomendados por diferentes ginecólogues, tiendas eróticas y crítiques de juguetes sexuales de varios países, hasta encontrar mis preferidos, no solo en el terreno de la seguridad, sino también en cuanto a texturas y sensaciones.

He aquí mis veredictos de lubricantes suaves y fluidos, no pegajosos y sin grumos.

Los mejores lubricantes a base de agua hipoalergénicos y naturales compatibles con todo tipo de juguetes y preservativos

Los lubricantes a base de agua son compatibles en todas las situaciones, con todo tipo de preservativos y juguetes. Además, no manchan.

Aun así, no es fácil encontrar uno bueno: su composición a menudo causa problemas de irritación e incomodidad, los hay que se evaporan muy rápidamente y pueden llegar a ser pegajosos, en vez de deslizar bien, que es su cometido.

Estos son mis favoritos con diferencia:

1. Good Clean Love Almost Naked, mi lubricante tipo gel preferido

Good Clean Love Almost Naked en el envase antiguo

Ventajas: tiene una textura muy agradable. Tengo una clara preferencia para lubricantes bastante espesos; no me gusta que sean líquidos. Este es tipo gel, ideal para mí, y se desliza bien.

Tiene un ligero olor a vainilla que me encanta, pero al igual que casi todos los lubricantes de base acuosa sin sabores añadidos, no sabe a nada.

Inconvenientes: dura bastante, pero se absorbe algo más que otros y hay que ir reaplicando el producto un poco más.

El olor a vainilla tarda en desaparecer e impregna los dedos y los juguetes, aunque a mí no me molesta.

A diferencia de otros, deja una fina película en los juguetes, pero se limpia sin mayor complicación. No está indicado para las personas alérgicas al aloe.

Ingredientes: jugo de hoja de Aloe Barbadensis ecológico, goma xantana, agar, ácido láctico, sorbato potásico, benzoato sódico, aroma natural.

Propiedades: el aloe es hidratante. Es un lubricante isosmolar (270 mOsm/kg) y de pH equilibrado (4,2–4,7) ideal para la vagina. Te explico la importancia de la osmolalidad y el pH en la sección sobre ingredientes.

2. Yes WB, un lubricante sedoso

Ventajas: tiene una consistencia sedosa muy agradable y diferente a los demás que he probado, aunque no contiene aceite. Es fluido y se desliza bien, pero no es demasiado acuoso. Dura mucho, más que el Good Clean Love de arriba. No huele ni sabe a nada.

Sensación extra: me gusta mucho combinado con el Yes OB (Oil Based), el lubricante de la misma marca a base de aceite (no compatible con preservativos, pero sí con todo tipo de juguetes). Ve la descripción del Yes OB más abajo.

Yes vende el paquete YES DG, (double glide), para usar ambos a la vez.

Aplicando primero el Yes OB y después el Yes WB, duran aún más tiempo y consigues una mayor viscosidad.

Inconvenientes: no es apto para alérgiques al aloe.

Ingredientes: agua, aloe vera*, extracto de lino*, goma guar*, goma garrofín*, goma xantana*, cloruro de sodio, sorbato de potasio, ácido cítrico, benzoato de sodio. *Ingredientes ecológicos.

Propiedades: isosmolar (270–310 mOsm/kg) y pH equilibrado (4), ideal para la vagina. Te explico la importancia de la osmolalidad y el pH en la sección sobre ingredientes. El aloe es hidratante, y este lubricante está pensado para aliviar la sequedad de la vagina y el pene y para hidratar los labios vaginales.

Puedes encontrar el YES WB en Amantis (España) en la tienda de la marca y en Lovehoney (ambas tiendas en Reino Unido). También tienes el pack Yes DG en el sitio web de Yes.

3. Sliquid Sizzle, un lubricante suave con efecto frío y calor

Ventajas: el Sliquid Sizzle tiene una consistencia fluida equilibrada; ni muy líquido, ni muy denso. No es tan espeso como los lubricantes tipo gel como el Good Clean Love. No huele ni sabe a nada.

Me encanta experimentar con contrastes de temperatura, y especialmente en verano, el frío de este lubricante es una gozada. Se mantiene frío durante mucho tiempo, y usando los mismos juguetes de siempre o solo el lubricante, la experiencia ya cambia por completo.

Inconvenientes: supuestamente tiene también efecto calor si lo calientas con las manos primero y durante el uso, con la fricción.

He probado calentarlo con las manos antes de aplicarlo sin ningún resultado, pero la marca recomienda calentarlo en un bol con agua caliente (lo cual no afecta la calidad ni la vida útil del producto). También puede que dependa de la persona.

El mentol es un alcohol, y puede irritar a algunas personas. Además, este lubricante es un poco hiperosmolar, como indico más abajo. Sin embargo, es la mejor opción de lubricante estimulante con efecto frío/calor que he encontrado para pieles sensibles (y no me irrita). Los lubricantes con efecto calor o frío suelen tener una osmolalidad por los aires y no quisiera ponerme nada parecido en mis partes.

Ingredientes: agua de manantial purificada, celulosa vegetal (de algodón), cyamopsis (goma guar), mentol de uso alimentario, sorbato potásico, ácido cítrico.

Propiedades: como todos los productos de Sliquid, tiene una osmolalidad un poco alta (500–600 mOsm/kg) y un pH equilibrado (4,1–4,4), ideal para la vagina. Te explico la importancia de la osmolalidad y el pH en la sección sobre ingredientes.

Más opciones de lubricantes basados en agua muy bien valorados: lubricantes de la gama Sliquid Naturals y #Lubelife

Sliquid Sassy, de consistencia media, y Sliquid Naturals, lubricantes más líquidos

#LubeLife, un lubricante de consistencia media

¿Cuánto duran los lubricantes naturales?

Es posible que los lubricantes ecológicos y de ingredientes más “naturales” como los que te he presentado, es decir, los no sintéticos, tengan una vida útil más corta que los lubricantes con conservantes fuertes o parabenos.

A mí me compensa, tanto por la sensación agradable en contacto con la piel como por la tranquilidad que me da saber que con este tipo de lubricantes realmente evito irritaciones e infecciones y problemas con la flora vaginal.

Para conservarlos el máximo de tiempo posible, la clave es tapar bien el bote, no tocar el agujero con los dedos y no usar botellas dispensadoras, porque hacen que entre más el oxígeno, y a más oxígeno, más bacterias.

Para tener una idea, según Sliquid, sus lubricantes basados en agua y formulados con aloe duran 3 años, y de 6 a 12 meses una vez abiertos.

Comprueba la fecha de caducidad de los botes y vigila si cambia el color o el olor.

Los mejores lubricantes hipoalergénicos a base de aceite y silicona para juguetes de madera, cristal, cerámica o metal

1. Yes OB, un lubricante a base de aceite aterciopelado

Ventajas: tiene una consistencia aterciopelada muy buena, y se desliza bien.

Lo bueno es que no chorrea porque está un poquito solidificado en el bote.

Se te funde en los dedos o en la piel al aplicarlo.

Dura muchísimo y no hace falta ir reaplicando el producto, así que es perfecto para sesiones largas, y la sensación es tan agradable que no me lo quiero quitar; es un lujo. Además, con unas gotitas es suficiente.

Huele y sabe bien, a aceite. Es un olor muy suave.

Otra gran ventaja es que no hay que preocuparse por la osmolalidad porque no contiene agua.

Es compatible con todo tipo de juguetes, incluso con los de silicona, pero comprueba las instrucciones del fabricante, ya que algunos, como los de Fun Factory, no están cubiertos por la garantía si usas lubricantes a base de aceite.

Sensación extra: me gusta mucho combinado con el Yes WB, el lubricante de la misma marca a base de agua, como te explico más arriba.

Inconvenientes: no es compatible con preservativos, pero sí con los juguetes de todos los materiales, también con los de silicona. Cuidado: este mancha, aunque en la lavadora, las manchas se van fácilmente.

Los lubricantes basados en aceite tardan más que los demás en eliminarse del cuerpo, así que seguramente es mejor evitarlos si eres propense a infecciones urinarias, vaginosis bacteriana o candidiasis.

Ingredientes: aceite de semilla de girasol*, manteca de karité*, aceite de almendras dulces*, cera de abeja*, manteca de cacao*, tocoferol (vitamina E). *Ingredientes ecológicos.

Propiedades: está pensado para aliviar la sequedad de la vagina y el pene, protege y condiciona los tejidos con problemas de sequedad, pero, al no contener agua, no los hidrata.

Puedes comprar el Yes OB en la tienda de la marca (Reino Unido) o en Amantis (España). También tienes el pack Yes DG (para combinar el Yes OB, de aceite, con el acuoso Yes WB) en el sitio web de Yes.

2. Sliquid Silver, un lubricante de silicona ideal para el sexo anal

Ventajas: el Sliquid Silver tiene una textura muy similar a un aceite, y dura indefinidamente.

Es como si se creara una capa resbaladiza encima de la piel. Como las moléculas de la silicona son bastante grandes, la piel no la absorbe.

Es bastante líquido, pero al ser como un aceite, no me molesta como en los lubricantes acuosos.

Para el sexo anal este es perfecto; como no se absorbe ni se evapora, no hay que reaplicarlo, y no me irrita (como te explico más abajo, eso tiene que ver con el pH del ano, que es menos ácido que el de la vagina).

El ano tiene muy poquita lubricación natural, por lo que es muy fácil provocar microdesgarros durante el sexo anal si no se usa mucho lubricante.

El Sliquid Silver no me desagrada para masturbarme, pero para eso, prefiero la sensación del aceite del Yes OB, como te explico más arriba. El Sliquid Silver lo reservo para el sexo anal y para el sexo bajo el agua.

La marca avisa de que puede manchar, pero hice pruebas en las sábanas y quedó todo impecable.

La silicona, al ser hipoalergénica y no absorberse en la piel, es una buena alternativa para las personas que tienen problemas de alergia o irritación con lubricantes basados en agua. También tiene una vida útil mucho más larga, porque se conserva mejor.

Inconvenientes: no es compatible con juguetes de silicona, pero sí con los de madera, cerámica, cristal y metal y con los preservativos.

La sensación en los dedos me molesta, porque se quedan muy impregnados y no se va hasta que te los lavas, pero te lo puedes quitar un poco con una toalla.

En los genitales, en cambio, me gusta la sensación de que no se absorba, aunque cueste un poco más de quitar.

Ingredientes: ciclopentasiloxano, dimeticona, dimeticonol.

El Sliquid Silver me gusta mil veces más que el No products found., otro lubricante de silicona que es más espeso; demasiado, para mi gusto. El Pjur no resbala tan bien, y es por eso por lo que no lo recomiendo.

3. Sliquid Silk, un lubricante híbrido espeso

Ventajas: el Sliquid Silk, al ser un cruce entre un lubricante de base acuosa y un lubricante a base de silicona, tiene la parte buena de ambos y es compatible con los preservativos y con todo tipo de juguetes, ya que solo contiene un 12% de silicona (aunque es mejor comprobar siempre las instrucciones de tus juguetes de silicona y, en todo caso, probarlo primero en una zona pequeñita del juguete).

El Silk tiene una textura parecida al semen, y es de color blanquecino. Dura más que un lubricante basado en agua, pero no tanto como uno de pura silicona.

Si no te convencen los lubricantes de silicona, este puede ser una muy buena alternativa para el sexo anal, tanto por su consistencia cremosa como por el tiempo que dura sin tener que reaplicarlo.

Más puntos a favor: no mancha, no es pegajoso y se limpia de la piel fácilmente. Además, cunde mucho: solo necesitas echarte un poquito.

Inconvenientes: tiene un ligero olor ácido y también sabe un poquito ácido.

No me desagrada para el sexo penetrativo, pero no me gusta demasiado para masturbarme. No soy muy fan de su cremosidad lechosa característica.

En resumen: no está mal, pero no es mi preferido.

Ingredientes: agua de manantial purificada, celulosa vegetal (de algodón), palmitato de isopropilo, polisorbato 20, dimeticona, éster emoliente, sorbato potásico.

Propiedades: como todos los productos de Sliquid, tiene una osmolalidad un poco alta (500–600 mOsm/kg) y un pH equilibrado (4,1–4,4), ideal para la vagina. Te explico la importancia de la osmolalidad y el pH en la sección sobre ingredientes.

Lubricantes no recomendados

De aquí no se salva ni uno

Lubricantes de marcas de preservativos y juguetes

Lubricantes con olores y sabores

Lubricantes estimulantes con efecto frío o calor

Lubricantes desensibilizadores retardantes o para el sexo anal

Lubricantes de farmacia pensados para la sequedad y la “atrofia vaginal”

Cremas, vaselina, lociones, aceites

Los ingredientes que no quieres en tus lubricantes

Los siguientes ingredientes, por sí mismos, no son tan problemáticos como puede parecer a primera vista, pero en general, no son deseables.

Hay varios factores en juego, y todo depende de cada cuerpo, pero la combinación y la concentración de algunos ingredientes puede hacer que el lubricante provoque irritación o molestias, deshidrate o afecte el pH de la vagina, que es justo lo contrario a lo que queremos.

Los genitales son mucosas; son más sensibles que la piel del resto del cuerpo, y la vagina absorbe sustancias en el torrente sanguíneo mucho más rápidamente que la piel.

Derivados del petróleo

Ejemplos: aceite mineral, vaselina, propilenglicol, parabenos.

Qué tener en cuenta: el equilibrio del pH y de las hormonas

Si un lubricante contiene ingredientes como el aceite mineral o el propilenglicol en altas concentraciones, es posible que tenga un pH bastante elevado, con lo cual puede desequilibrar el pH de la vagina, y eso puede facilitar las infecciones como la vaginosis bacteriana.

El pH vaginal se encuentra entre 3,8–4,5 y el del recto es de 7. Idealmente, el pH de los lubricantes vaginales debería ser de 4,5 aprox. y el de los rectales debería estar entre 5,5 y 7, según la OMS.

Debido a la mayor acidez, usar un lubricante vaginal en el ano puede irritar. El pH solo afecta los lubricantes basados en agua. Por eso, los que no contienen agua, como los de silicona o los de aceite, son ideales para la estimulación anal.

Por otro lado, es posible que los parabenos, que contienen xenoestrógenos, interfieran con el sistema hormonal.

Ingredientes que contienen azúcares y alcoholes de azúcar

Ejemplos: glicerina o glicerol, glicoles como el propilenglicol o el fenoxietanol, maltodextrina, miel, alcoholes, sacarina.

Qué tener en cuenta: la osmolalidad y el contenido de glucosa

En altas concentraciones, estos ingredientes pueden aumentar el riesgo de inflamaciones e irritaciones. El problema es que la concentración de los ingredientes no se puede comprobar leyendo las etiquetas.

Si un lubricante tiene un alto contenido de glicerina o propilenglicol, seguramente tiene una osmolalidad alta. La osmolalidad es muy relevante porque el epitelio (la capa de piel más externa) y la mucosidad del cuerpo siempre necesita mantener el equilibrio de osmolalidad (homeostasis) entre las células de la piel y la sustancia que entra en contacto con ellas (en este caso, el lubricante).

Si la osmolalidad del lubricante es mayor que la de los tejidos vaginales, estos retiran agua de las células para compensar, por lo que se seca la mucosa vaginal. Este factor es crucial, ya que un lubricante hiperosmolar puede causar irritación, dañar los tejidos y, en consecuencia, aumentar el riesgo de transmisión de ITS.

La OMS recomienda que el contenido total de gliceroles sea inferior a 8,3 %, con el objetivo de mantener a raya la osmolalidad de los lubricantes, ya que, como comento más arriba, estas sustancias hacen que se dispare.

La osmolalidad de las secreciones vaginales es de 260–280 mOsm/kg, la del semen es de 250–380 mOsm/kg.

Por desgracia, la mayoría de los lubricantes de base acuosa en el mercado tienen osmolalidades muy elevadas (2000–6000 mOsm/kg), y este importante dato no aparece en las etiquetas.

La OMS recomienda no sobrepasar los 1200 mOsm/kg e, idealmente, usar lubricantes con una osmolalidad inferior a 380 mOsm/kg, para minimizar el riesgo de daño epitelial.

Por otro lado, algunas fuentes no médicas indican que es posible que los azúcares y alcoholes de azúcar, similares a la glucosa, alimenten al hongo que provoca las infecciones por cándida.

El lubricante que me dio problemas, el Skyn Aquafeel, contiene glicerina y fenoxietanol.

Después de este, probé otros lubricantes con glicerina que toleré bien, así que sospecho que o me irritó el fenoxietanol o bien era muy hiperosmolar por un alto contenido en glicerina.

Espermicida Nonoxynol-9

Qué tener en cuenta: un irritante conocido

Se trata de un espermicida que puede irritar la vagina y el recto y, en consecuencia, aumentar el riesgo de contraer ITS.

Conservantes fuertes

Ejemplo: clorhexidina, polyquaternium.

Qué tener en cuenta: bactericidas e irritantes conocidos

La clorhexidina es un bactericida que, como tal, puede matar los lactobacilos (bacterias buenas que habitan en la vagina, muy necesarias para mantener el equilibrio de la flora vaginal).

Los polyquaternium (por ejemplo el polyquaterium 7, el 10 o el 15) son irritantes. Se ha comprobado que pueden replicar virus como el VIH y potenciar la infección de ITS.

Anestésicos como la benzocaína y la lidocaína

Qué tener en cuenta: no notar sensaciones es un riesgo

Estas sustancias suelen estar presentes en lubricantes desensibilizadores pensados para “durar más” y para el sexo anal.

Lo que hacen es causar una pérdida de sensibilidad en la piel. Si hay problemas, como pequeños desgarros, no los notarás, así que puede ser doloroso a posteriori o peligroso. Además, pueden irritar.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *