Despejamos dudas sobre los succionadores


¿Qué coño es un succionador? ¿Cómo funciona? ¿Qué tecnología “futurista” se esconde tras ese airecito suave en tu clítoris, esa ligera succión agradable, esos masajitos pezonales jamás experimentados antes? Los succionadores “no succionan” y ¡son muy diferentes entre ellos! Resuelve todas tus dudas de una vez por todas.

Actualizaciones de este artículo

Publicamos la primera versión de este artículo el 8 de febrero de 2021.

¿Cuál es el mejor succionador para principiantes?

Depende mucho del tipo de estimulación que te guste y del tamaño de tu glande, por eso te recomiendo leer este artículo sobre cómo elegir succionador.

Si no buscas nada en concreto y lo que quieres es experimentar con varias sensaciones a un precio asequible, te recomendaría el Satisfyer Pro Penguin Next Generation.

Es el más compatible con todos los tamaños de clítoris, por la forma de la boquilla; cuenta con un buen abanico de potencias, de suaves a fuertes; es de tamaño reducido y ligero y funciona bien con el sexo penetrativo.

Compara precios y colores para el Penguin en Amazon, Satisfyer, EroticFeel, Amantis (España).

¿Cuál es el mejor succionador para regalar?

Ninguno. En serio, no. Los succionadores son juguetes especialmente complejos, difíciles de encajar en todos los cuerpos. Si quieres acertar con el regalo, háblalo muy bien con la persona afortunada.

Eso también vale para todos los juguetes sexuales en general. Cada cuerpo es un mundo, cada juguete es otro y cada persona tiene sus preferencias (y límites, por supuesto). En el terreno de las preferencias, no hay nada mejor que una buena conversación específica, larga y distendida, ¡que puede ser muy pero que muy sexi…!

Mi consejo: no compres juguetes al tuntún si no son para ti (y si son para ti, si lees sobre juguetes antes de comprarlos, te ahorrarás frustraciones y desencantos varios).

¿Qué son los succionadores y qué hacen?

Los succionadores emiten pulsaciones de aire, que no tienen nada que ver con las típicas vibraciones. La vibración del motor provoca un flujo de aire que se amortigua en la boquilla. Se trata de ondas sónicas o expansivas (que no son más que ondas de sonido; la misma tecnología que la de algunos cepillos eléctricos, nada nuevo bajo el sol).

Estos juguetes estimulan una zona muy pequeñita con mucha precisión. Como no hay contacto directo con la piel, no hay fricción y, por lo tanto, es difícil que irriten o piquen. Eso hace que sean geniales para sesiones masturbatorias largas, principiantes en el mundo de los juguetes sexuales y personas muy sensibles a las vibraciones.

Los succionadores dan unos golpecitos rítmicos suaves. Según el modelo, estos golpecitos pueden sentirse muy profundos o más superficiales (aunque no menos intensos). Esta comparación se podría equiparar a la de los vibradores de vibración profunda (una vibración fuerte, que retumba; hacen “grrrr”) y los de vibración superficial (que zumbean; hacen más bien “bzzzz”).

La potencia también varía mucho según la marca y el juguete. Al escoger juguete, lo que importa más no es tanto el número de niveles sino la potencia mínima y máxima real. Que un juguete tenga muchos niveles no significa que empiece más suave o que termine más fuerte que otros con menos niveles.

Estos juguetes no aspiran, aunque sí pueden crear un efecto vacío y producir una ligera succión. La sensación se aproxima al sexo oral para algunas personas, pero es más mecánica.

Con los succionadores puedes sentir cosquillitas en el glande del clítoris, pero también puedes explorarlas en los pezones, o en otras partes de la vulva si prefieres una estimulación más indirecta, como justo debajo del glande, en la zona de la uretra, o en uno de los lados del glande.

Repasito de anatomía clitoriana

No hay una única forma de usar los succionadores. Si tienes clara tu anatomía genital, les sacarás muchísimo más jugo. Puedes mirarte la vulva con un espejo. Entenderás mejor cómo es tu glande si lo ves también en erección.

El glande, la parte externa del clítoris, suele ser más largo que ancho, más bien ovalado, aunque hay gran variedad de formas, colores y tamaños, todos magníficos.

Como explica Emily Nagoski (Ph.D) en Come as You Are: The Surprising New Science that Will Transform Your Sex Life, los glandes más pequeños son como guisantitos y los más grandes como pepinillos, pero el clítoris entero es mucho más, ya que tiene una parte interna que abarca mucha superficie.

Aquí más imágenes gráficas, unos modelos en 3D de genitales reales y un repaso decente de anatomía sexual.

Este fragmento de los Monólogos de la vagina habla del gran momento del espejo y mucho más aunque, en esa época, Eve Ensler se hizo la “picha” un lío con la diferencia entre la vulva y la vagina, lo que es una mujer más allá de sus genitales, lo que es el consentimiento, etc.

¿Dónde se coloca el succionador?

Cuando te excitas, el prepucio se retrae y el glande se llena de sangre y aumenta de tamaño.

La forma más común de gozar con los succionadores es posicionándolos sobre el glande del clítoris acrecentado (cuando ya está en erección) y creando un efecto vacío, pero esta estimulación directa del glande puede ser excesiva para la gente que, como yo, prefiere la estimulación indirecta.

Si eres de mi club, seguramente optarás por alejar el juguete del glande en vez de aplicar presión sobre el cuerpo, o bien estimularte la zona de la uretra (justo debajo del glande) u abarcar más superficie de la vulva moviendo el juguete arriba y abajo para alcanzar mejor las terminaciones nerviosas del clítoris interno. También les hay que optan por colocar la boquilla del juguete a uno de los lados del glande.

Con un buen lubricante, la experiencia siempre mejora. Los fabricantes suelen recomendar usar lubricante con los succionadores. Mi favorito es el Good Clean Love Almost Naked. Te cuento mucho más sobre lubricantes aquí.

¿Tendré orgasmos clitorianos?

No hay orgasmos vaginales y orgasmos clitorianos. Son teorías de Freud sin ningún tipo de rigor científico. Técnicamente, todos los orgasmos “genitales”, estimulemos la vagina, el glande del clítoris, el ano, el cérvix, etc. se producen gracias a las terminaciones nerviosas del clítoris (en su parte externa o interna, o ambas).

Lo que sí sabemos es que hay orgasmos diferentes, más y menos potentes y más o menos placenteros, que se sienten diferente según nuestro estado de excitación o el tipo de estimulación empleada y la zona o zonas estimuladas, por ejemplo.

Cada persona es un mundo, y cada experiencia sexual y cada orgasmo son otro mundo. Las preferencias varían de persona a persona, según nuestros intereses, nuestros estados físicos y mentales…

La estimulación genital no es necesaria para orgasmar. Hay personas con vulva que tienen orgasmos durante el sueño, haciendo ejercicio, estimulando únicamente otras partes del cuerpo, como la boca o los pezones, pensando en cosas sexis, respirando

¿Me correré muy rápidamente?

Parece que es un fenómeno común para la gente a quien le gusta la estimulación precisa en el glande del clítoris.

Varias amigas me han confirmado que con los succionadores se corren en menos de 5 minutos o en un tiempo muy inferior de su habitual. Mi media es de 40 minutos con o sin succionador (y más de lo mismo para otros juguetes).

Cada persona con vulva tiene su media para correrse. Quizá la tendencia es que tardamos bastante más acompañades que soles. Se suele citar este estudio para decir que las mujeres tardan una media de 14 minutos acompañadas y 8 solas, pero quedan muchos interrogantes abiertos, porque en el estudio no se tuvieron en cuenta los diferentes tipos de estimulación en cada categoría.

¿Tendré orgasmos múltiples?

Parece ser bastante frecuente también, incluso en personas que nunca los han tenido por otras vías.

La mayoría de las personas con vulva seguramente tienen la capacidad de ser multiorgásmicas, pero hay investigaciones que indican que solo el 15% de las mujeres tienen orgasmos múltiples (muy pocos estudios incluyen personas no binarias, trans, intersex, etc.).

El tema de los orgasmos múltiples no se ha estudiado exhaustivamente y el concepto tiene más de una definición. Hay expertes que los definen con “tiempo de descanso” entre uno y otro, y otres que los ven como más seguidos.

Puede que el segundo, el tercero, etc. sean menos intensos que el primero, igual de placenteros o bien molestos (como en mi caso cuando los experimento con succionadores).

¿Los succionadores desensibilizan?

No, el uso repetido o intenso de succionadores o juguetes de cualquier tipo (o la masturbación en general) no hará que pierdas sensibilidad en el clítoris ni en la vagina ni en ninguna parte.

Puede que se te duerma un poco la zona o que tengas molestias de forma temporal, igual que si tienes relaciones sexuales intensas o muy largas y experimentas una resaca sexual, eso es todo.

Masturbándote (con cualquier método) incrementarás las sensaciones en las zonas erógenas (pista: ¡todo el cuerpo!) y en el clítoris en particular, y entenderás mejor lo que te gusta.

¿Los succionadores crean dependencia?

No, ni los succionadores ni ningún juguete sexual crea dependencia. Les sexólogues suelen recomendar no masturbarse siempre de la misma manera ni usar siempre un mismo juguete para que el cerebro no se acostumbre a lo fácil o a un estímulo específico y luego te cueste más correrte de otros modos.

En el podcast de Dan Savage han explicado en más de una ocasión que eso tiene arreglo: si te pasa, puedes reentrenar el cerebro para encontrar nuevas formas de orgasmar, ya sea privándote durante un tiempo de un método o juguete concreto o asegurándote de ir variando de método y, a poder ser, prestando atención a varias zonas erógenas (todo el cuerpo) y estímulos sensuales (no solo táctiles sino también visuales, sonoros, gustativos, olfativos, imaginativos…).

Tus necesidades, intereses y preferencias pueden ir cambiando según tu estado físico, mental y emocional y a lo largo de tu vida.

Acierta con tus compras de succionadores

Ahora que ya sabes todo lo que hay que saber sobre los succionadores, ¡elige los tuyos!

Esta es nuestra selección de los mejores succionadores para diferentes preferencias y tipos de cuerpos.

¡No te pierdas este artículo en detalle sobre el Satisfyer Pro 2 Next Generation, uno de mis succionadores favoritos!

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published.